Un adolescente italiano mata a hachazos a sus padres

Riccardo Vincelli, un joven italiano de 16 años, fue detenido por las autoridades por el asesinato de sus padres después de haberle ofrecido 1.000 euros (1.058 dólares) a un amigo suyo para que cometiera el crimen.

Según la publicación, los cadáveres de Nunzia Di Gianni y Salvatore Vincelli fueron encontrados en su casa de la ciudad de Ferrara, al norte de Italia, dentro de bolsas de plástico y con graves traumatismos craneales. Al principio de la investigación, el adolescente había señalado que al llegar a su casa desde una discoteca en compañía de un amigo (de 17 años), ambos quedaron sorprendidos con la escena que vieron.No obstante, tras una exhaustiva investigación e incongruencias en los testimonios, finalmente ambos jóvenes admitieron su participación en el crimen e incluso ayudaron al hallazgo del arma criminal: un hacha encontrada en un río cercano.

adolescente asesina a sus padres

Las autoridades señalan que Vincelli planeó el asesinato posiblemente después de discutir con sus padres por sus malas calificaciones y, según su confesión, el día del crimen salió de su casa para no levantar sospechas. Mientras tanto, su cómplice entró en plena noche y acabó con la vida de la pareja. Sin embargo, al no poder sacar los cadáveres él mismo, pidió ayuda al hijo de las víctimas.

La policía registró la vivienda y detectó que ninguna puerta había sido forzada, no faltaba dinero, no había desorden ni signos de violencia, por lo que el robo se caía de la lista de hipótesis.

Los investigadores pusieron sus miradas en el hijo de 16 años y un amigo suyo, que había dormido en la casa la noche anterior. Fue en los interrogatorios cuando la policía detectó numerosas contradicciones en las dos versiones y creció la sospecha de que había sido el propio hijo el asesino con colaboración de su amigo.

La presión de los agentes produjo que el adolescente acabara confesando la madrugada de este martes que los había matado con un hacha. En el registro de la vivienda no se encontró dicho arma homicida, pero lo que el joven reveló el lugar donde había la había escondido. También confesó que arrojó a un río su ropa con restos de sangre y la policía pudo localizar todas las pruebas.

Las malas notas provocaron una mala relación
La principal hipótesis que bajaran los investigadores es que la causa del homicidio sea por una mala relación del hijo con los padres a raíz de un mal nivel escolar.

Según destaca la prensa italiana, el asesinato fue premeditado. Desde que empezó el conflicto con los progenitores había planteado el crimen prometiendo miles de euros al amigo que le ayudara.

Al parecer, la intención de los dos jóvenes compañeros era cargar los cadáveres en un coche y esconderlos, “pero algo en su plan salió mal y tuvieron que cambiar el modus operandi”, informaron los investigadores.

Fuente.

  • Kiyoshi

    No tiene idea de lo que le espera en la cárcel a ese pendejo

  • Cristian

    Es tremendo la noticia mostrada.