Dura enfermedad de bailarines de balett

Como ustedes saben, cada profesión tiene sus desventajas. Los trabajadores también pueden ser víctimas de las llamadas enfermedades profesionales, las cuales están directamente relacionados con el tipo de actividad.

Dicen que las imágenes siguientes corresponden una enfermedad que algunos bailarines de ballet adquieren con el tiempo. Tienen los pies muy deformados 🙁

pies horribles ballet
pies horribles ballet
pies horribles ballet
pies horribles ballet
  • alex baker

    Asi que antes de salir con una bailarina ………….. fíjense primero en sus pies xD

  • ylqseqnsn

    Estos bailarines están jodidos, si se quedan sin brazos tampoco dispararían con los pies, como el tipo del otro post

  • Yolanda Del Río

    uuuuyyyy vaya deformidad… ni como ir a la playa con esos pies tan lastimados

  • manu

    Lo mismo enfrentan las chicas que practican gimnasia rítmica, pobres dorsales, músculos isquiotibiales.

  • chui

    Tan delicados que se ve esta gente haciendo sus acrobacias pero tienen los pies más ordinarios que una limusina sincrónica

  • Cristian

    Señor Dogguie NO se escribe balett, se escribe ballet.

  • Armand Van

    Y tan hermoso que es todo lo que expresan con sus movimientos, una razón mas por la cual sentirme alagado cada que voy a un recital.

  • DANDREWE

    enserio?
    uff esto es terrible. el esfuerzo q hace esta gente es demasiado

  • super-cometa

    Pobres bailarinas, tienen una vida muy difícil. Hay mucha competencia en ese medio y está constantemente presionadas por ser delgadas.

  • ayanenatalia

    dejando de lado la estética, el dolor que han de sentir estas pobres personas ha de ser insoportable. mis respetos

  • noris

    la primera foto pareciera pie de atleta

  • DANDREWE

    entonces bailar balett no vale la pena si vas a terminar asi.

  • Shadima López

    siempre dije que el ballet era lo mismo que el corset y que los pies vendados y deformes de las japonesas… o sea, una costumbre medieval y arcaica que ya no debería existir…
    Sólo esas tontas mujeres pueden soportar esos dolores y deformaciones, pero los hombres no.
    Estamos en pleno siglo XXI pero hay mujeres que aún tienen el cerebro quemado como en el siglo XVI.