Esposas de futbolistas del Chapecoense se tatuaron algo premonitorio antes de la tragedia

Rosangela Maria Loureiron, la mujer de Cleber Santana, el capitán del equipo brasileño de fútbol Chapecoense que falleció el pasado lunes al estrellarse el avión en el que viajaba con su equipo, se tatuó en su hombro izquierdo días antes del accidente la imagen de un avión que forma en su vuelo un corazón.

La esposa del capitán confesó que decidió hacerse este tatuaje con motivo del viaje a Punta Cana que trece parejas del equipo tenían previsto hacer el próximo 9 de diciembre para celebrar la histórica campaña que venía realizando Chapecoense. Otras amigas y mujeres de otros jugadores del equipo a las que les gustó la idea, siguieron su ejemplo y se tatuaron el mismo dibujo en el hombro.

La mujer relató a los medios que esperaba la llamada de su pareja desde Colombia en cuanto llegara a su destino, pero que en la madrugada le llamó la esposa de otro jugador y le informó de la caída del avión. Fue entonces cuando las mujeres comentaron que “preferirían haber muerto todas juntos para no tener que pasar solas por estos sufrimientos”, recuerda.

El dibujo que adorna la piel de las mujeres se ha convertido en una señal estremecedora del vuelo que marcará el destino de las parejas y que nunca aterrizará. Sin embargo, muchos ven en el tatuaje el símbolo del amor de las mujeres por sus maridos fallecidos en la tragedia aérea.

💪💪💪💪💪💪 partiu 👀👀👀

A post shared by Rosangela Oficial (@rosangela_loureiro_) on

Source