Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Las películas de acción se han convertido en un ícono de nuestra historia cultural, muchos de los personajes que te presentaremos a continuación los reconocerás incluso si no te nombramos las películas en donde participaron, pues se convirtieron en un ícono.

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

El Mariachi (Desperado, 1995)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Agent 47 (Hitman, 2007)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Miyamoto (Ritana, 2002)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Frank Castle (The Punisher, 1989)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Josey Wales (The Outlaw Josey Wales, 1976)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Robert Neville (I am Legend, 2007)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Inspector Li (The Killer, 1989)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Cor. Braddock (Missing in Action, 1984)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Luke (Bullet in the Head, 1990)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Blade (Blade I, 1998)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Riddick (Chronicles of Riddick, 2004)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Ah Jong (The Killer, 1989)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Rambo (Rambo III, 1988)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

“Leftenant” Schaffer (Where Eagles Dare, 1968)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

The Bride (Kill Bill: Vol.1, 2003)

Estos son los personajes más mortíferos de la historia del cine

Tequila (Hard Boiled, 1992)

  • pampero

    Agent 47 lejos el mejor….

  • Cristian

    En la ultima imagen, el bebe mira al hombre.