Historias de los verdugos de la prisión de McAlester

inyeccion-letal

.
La pena de muerte es algo que siempre me ha fascinado y me a dado curiosidad sobre como es el proceso. Por lo que me ha encantado leer estas historias de los oficiales encargados de acompañar y ejecutar a los prisioneros en la cárcel de McAlester, ubicada en Oklahoma, uno de los pocos estados americanos que aun admite este tipo de sentencia.

Recomiendo la lectura de las historias, ya que son bastante curiosas y nos hacen ver un poco de esta realidad. Podrás leerlas después del salto 😀

“Al día siguiente, nadie habla de ello”

.
Tengo 46 años. Nací en Chicago. Me establecí en Oklahoma con mi mujer. Al llegar, empecé a trabajar como guardia en el centro penitenciario de McAlester. Me quedé 12 años. Hoy soy agente de seguridad en un gran casino y por nada volvería al Big Mac, sobrenombre de la prisión. Participé en quince ejecuciones. Formé parte del strap down team, el equipo encargado de atar al condenado a la mesa de ejecución antes de la inyección letal. El trabajo es sencillo: acompañamos al condenado hasta la mesa y nos encargamos de que se tumbe. Cada uno -somos cuatro o cinco- ata en un minuto una parte del cuerpo: el pecho, un brazo, una pierna o un pie. Cuando el tipo ya no puede moverse, salimos y esperamos. Cuando nos dan la orden, volvemos a entrar y colocamos el cadáver tal cual está, con las agujas en los brazos, las jeringuillas, todo, en una bolsa para cadáveres para que se lo lleven al depósito. Y se acabó. Todo el mundo vuelve a casa. Al día siguiente, nadie habla de ello. Si te han elegido para las ejecuciones es porque han visto que eres fuerte y tranquilo. Si dices que te incomoda, los compañeros se burlarán. Incluso los reclusos se enterarán y dirán: ‘¡Qué pasa gallina, creía que eras un tipo duro!’. Nunca olvidaré las caras de los condenados al atarles. Hemos convivido durante años, hemos compartido cosas, y la noche de la ejecución te miran como diciendo ‘Mierda Dirk, ¿por qué participas en esto?’, y tú contestas: ‘Me han elegido, ahora tienes que tumbarte’. Me acuerdo de un tipo que sufrió un paro cardiaco en su celda. Fui yo quien avisé a los servicios de emergencias. Al volver del hospital me dijo: ‘Gracias, Dirk, me has salvado la vida’. Unas semanas más tarde, le ejecuté. Me parece una locura cuando pienso en ello: le salvé y luego le ejecuté”.

“Un hombre pidió cereales para niños como última comida”

.
“Los días de ejecución, mi trabajo como adjunta del director consistía en supervisar técnicamente el proceso, por ejemplo el transporte de las sustancias mortales hasta la sala. Si ocurría algo fuera de lo habitual, se lo comunicaba al Estado. Como cuando algunas ejecuciones se alargaban. Muchos reclusos eran ex drogadictos cuyas venas estaban dañadas. El equipo no conseguía colocar la aguja correctamente y sobresalía. Volvía a pinchar y volvía a empezar: verlo era terrible. Las familias de las víctimas asistían en silencio a la ejecución y se iban rápidamente. A veces, también estaba la familia del condenado, aunque muchos reclusos les pedían que no asistieran. Recuerdo a una madre que golpeaba el cristal ante su hijo al que estaban ejecutando, llamándonos asesinos. Al final se desmayó. Esa noche estábamos muy afectados. A veces, los abogados también lloraban. A menudo tengo la sensación de haberme vuelto insensible. Un recluso me marcó, un hombre que pidió como última comida unos cereales para niños, con un tazón de leche. El jurado lo declaró culpable, pero siempre pensé que era un retrasado. No tenía familia y parecía feliz. La noche de la ejecución no dijo nada al tumbarse. Solo ‘¡gracias!’, con una sonrisa angelical. Esa noche, por primera vez, lloré volviendo a casa”.

“Mi padre ya ataba a la gente a la silla eléctrica”

.
“Para mí las ejecuciones son casi una historia familiar: cuando era un crío, mi padre ya ataba a la gente a la silla eléctrica. Estoy a favor de la pena de muerte sin remordimientos. Pero no le voy a decir que los 25 tipos que ejecuté eran monstruos. Nosotros, por nuestra parte, hacemos nuestro trabajo con profesionalidad, y en general, todo sale bien. Una vez, sin embargo, me hizo reflexionar un tipo que perdió la cabeza una noche y disparó, sin apuntar, contra la esposa de una personalidad importante de Oklahoma City. El tipo no tenía antecedentes. Era divertido e inteligente, una buena persona a la que todos queríamos. La noche de su ejecución, cuando fuimos a buscarle a su celda, estaba inconsciente: se había tragado todos los comprimidos que había logrado esconder a pesar de los registros. Le llevaron de urgencia al hospital donde le hicieron un lavado de estómago. Cuando recuperó el conocimiento le trajeron de vuelta al centro penitenciario y terminamos lo que teníamos que hacer. La prensa le dio demasiada importancia y confieso que al equipo le afectó mucho. Pero somos funcionarios y aplicamos las leyes. Si te cuestionas las cosas no puedes hacer este trabajo, está claro”.

“Dios no me lo reprochará”

.
“Durante años, mi trabajo consistió en vigilar a los condenados y darles su última comida. Por 15 dólares como máximo pueden pedir lo que quieran. Con los 35 condenados que conocí, siempre traté de mantener la distancia. Una noche, sin embargo, un tipo me pidió que tomara la última comida con él en su celda, lo que está totalmente prohibido. Me lo suplicó y me dijo una cosa extraña: ‘En un rato, cuando esté con Dios, le voy a decir cómo os portáis con nosotros’. No sé por qué, pero acepté. Le quería mucho y habíamos crecido juntos, durante 11 años. Comimos, hablamos de Dios y de nuestras familias, y cuando volví a mi casa, por primera vez me vine abajo: llorando, pedí a Dios que me ayudara y me emborraché. Por aquel entonces bebía bastante para olvidar. Hoy soy policía municipal y sigo atormentado por un montón de pesadillas. Nunca le he hablado de ello ni a mujer ni a mis hijos ni a mis amigos. Moriré con ello, pero sé que solo cumplí con mi deber y Dios no me lo reprochará”.

“En los ojos de los condenados vi un miedo casi animal”

.
“Dirigí durante 10 años al equipo que ata al condenado a la cama de ejecución (strap down team). No es una vocación, pero el centro penitenciario es la principal fuente de empleo de la ciudad y cuando me propusieron que trabajara en las ejecuciones, acepté. Actualmente trabajo en el sector de los equipamientos y lo prefiero. Cuando buscas a un hombre en su celda observas el miedo en sus ojos. Es un miedo muy extraño, nervioso, casi animal, pero resignado. Nunca he visto a uno de esos tipos resistirse. Avanzan despacio por los pasillos y te hablan de cosas raras, del tiempo, del partido de fútbol o te dicen: ‘Layne, la vida va a ser mejor allí arriba’. O bien se alteran y te dicen: ‘¡Eh, Layne! Sabes que va a haber una llamada del gobernador y que no voy a morir esta noche’. Ante la puerta de la sala, a veces sufren temblores, a otros les cuesta respirar e incluso algunos se desploman y hay que cogerles suavemente por debajo de los brazos para llevarles hasta la mesa. Para mí, lo más duro era volver a casa: te despides de tus compañeros, andas por el aparcamiento, es de noche, todo está tranquilo. Te subes a tu coche, arrancas y conduces en silencio. Piensas en lo que acaba de pasar y te parece irreal. Te dices: ‘He hablado con un hombre hace media hora y ahora está muerto’. Llega un punto en el que tienes que dejarlo. Yo esperé 52 ejecuciones. Nunca le he hablado de ello a nadie”.

“Los partidarios de la pena de muerte deberían asistir a las ejecuciones”

.
“Cuando era el director del centro penitenciario de McAlester, me decía: ‘No lo olvides, Ron, trabajas para el Estado de Oklahoma y para la ley’. Siempre he evitado pensar en el lado bueno o en el malo de la pena de muerte: son los tribunales los que juzgan. Los políticos defienden el sistema, nosotros lo aplicamos. Si los partidarios de la pena capital asistiesen a las ejecuciones, quizá tuvieran otra opinión. Es muy fácil sacar pecho diciendo que hace falta que los asesinos sufran más. Siempre he tenido ganas de invitar a esos bocazas a asistir a dos o tres ejecuciones: ir a buscar al tipo a su celda, sujetarle cuando se tambalea, pedirle que diga sus últimas palabras a su madre desconsolada o a su hijo y hacerle una señal al personal para que empiece la inyección. Para las familias de las víctimas seguro que es diferente y respeto su decisión. Como director, una parte de mi trabajo consistía en recibirlas y avisarles: ‘Cuidado, esto quizá no les aporte lo que esperan’. El Estado y los medios de comunicación aseguran que ayuda a decir adiós, que uno se siente más en paz una vez que el tipo ha sido borrado de la faz de la Tierra. Gran parte de lo que he visto hace que lo dude. La paz viene del interior, no del espectáculo de una ejecución. He tratado de ser lo más respetuoso posible con las familias de las víctimas, los condenados y sus familias. Con frecuencia, estos nos decían gracias antes de la inyección. Espero que esto pruebe que les tratamos con dignidad”.

  • tito

    las primeras dos historias son buenas.

  • päto.

    debe ser difícil … cargando en la conciencia la muerte de varios hombres :S

    • jaime

      päto.: ¿Por qué el verdugo va a cargar en la conciencia la muerte de los que ejecutan?, finalmente si no lo hace él, lo hace otro, además el que dio la orden fue un juez que tomo la decisión en base a una ley que aprobó la mayoría. Desde luego que no es un trabajo agradable ver morir gente, los doctores ven morir mucha gente y no por eso se trauman. Alguien lo tiene que hacer, si no se quiere esto, entonces que cambien la ley. Cuando se vive en un país democrático, la decisión es de la mayoría.

      • jaime no todo es como parece si bien los q dan la orden de ejecutar a alguien es un juez quien la cumple?. como crees q jusgaron a paul tibbets el piloto q lanzo la bomba atomica sobre hiroshima si fueras el desobedecerias la orden de lanzar esa bomba¿ q pensaran d ti luego q mates a miles de pesonas o q sentiras tu si por lo menos matas a alguien y sientas su miedo y comprendas q no puedes hacer lo mismo porq serias igual o peor q el ya q invertirias los papeles y tu vendrias a ser el asesino y el tu victima.quieres jugar a ser asesino? te gustaria? ami no me gustaria experimentar esa sensacion no puedo imaginar lo q sentiran los verdugos pobre conciencia

        • choocodrilo

          asi es de acuerdo, el juez facil bueno tal vez no tanto dar la orden y ya pero llevarlo acabo es lo duro

    • caprice

      “Los partidarios de la pena de muerte deberían asistir a las ejecuciones”

  • Rafaleph

    Los humanos a veces sentimos esa atracción morbosa por leer o por saber como se sentiria una persona en su peor y ultima día de su vida, por lo menos una frase o simplemente alguna narracion de un policia que ha probado y entendido la vida a costa de otra y que le aterra,,, mas aun vivirla con esos recuerdo, porque aun si son duros o fragiles, una mirada de espanto y arrepentimiento que antecede a un ultimo suspiro, puede marcar y doblegar a cualquiera…

  • estan fuertes.. hablan con mucha frialdad.. quienes son los seres humanos para juzgar u desidir quien muere y quien vive? .. el gobierno es un asesino

    • robert

      AZALIA:acuerdate que esos tipos no estan hay por bueno…

    • DraX

      Debo recordarle que usted tambien e humana

    • alilu sohe

      Si violaran salvajemente a tu hermana, tu madre o a ti
      O si asesinaran sin ningún motivo a tu hijo (a)
      Supongo que no te preguntarías eso.
      Y como dicen más arriba, esos tipos esta ahí por algo y
      Si los condenan a la pena capital no es solo por que se
      Robaron un par de jens en una tienda si no por algo mucho
      Mas grave como asesinato y violación o hasta secuestro.
      Y tenerlos enclaustrados en la cárcel para empezar no habría
      Mas espacio para los futuros residentes y es un gasto para
      Los ciudadanos por los impuestos.
      Los derechos humanos son para los humanos y no para
      Bestias que no se tentan el corazón al momento de matar,
      Torturar o violar a sus victimas.
      También hay que tener en cuenta de que a ellos al aplicarles
      La inyección no sufren… pensando que sus victimas
      Si habrán sufrido y mucho.

      • weelu

        como pecas, pagas… dicen por ahi 😉

      • fernoo

        Pero yo creo que nosotros no tenemos que intometernos en esas cosas, la propia conciencia y Dios son los que se ocupan por castigar.
        Bueno, yo tampoco creo que la muerte sea un castigo, es como terminamos todos nomas, pero no creo que eso nos de el derecho de matar a esa persona, Dios le dio la vida sin instrucciones y lo dejo LIBRE en la tierra, aveces no es su culpa ser unos enfermos y uno no es nadie para jusgarlos por que a cualquiera le podria pasar, pensar que uno mismo podria aver nacido con problemas, viviendo en la calle, que tus padres abusen de ti y que nunca nadie en el mundo te haya tratado bien puede llegar hasta el punto e volverte loco y combertirte en un asesino violador etc. Yo no trato de justificarlo, pero al matarlo nosotros tambien somos asecionos y es una cadena que nunca termina ….

  • alexxx8

    bien, no lei porque es mucho texto y no tengo mucho tiempo pero al rato llego a mi casa a leerlo, de verdad que se ve interesante

  • zero_misfits

    A veces la vida en un enigma no sabes que tan rápido puede cambiar.
    Estas historias me hacen sentir un profundo nudo en mi garganta que se retuerce…
    Es muy desesperante estar al borde de la muerte.
    esas personas fueron brutalmente asesinadas pero me quedo con la esperanza de que los testimonios son escritos con sentimientos de que las personas que presenciaron esto sientan ese temor, esa desesperación, ese remordimiento…
    ojalá que ningún ser humano viva esto otra vez ni en victima ni en “asesino”

  • jana

    en chile desde que se abolió la pena de muerte, los asaltos, las violaciones, los asesinatos, los abusos en general de los delincuentes se han elevado a cifras estratoféricas, yo apoyo la pena de muerte, y me imagino que la persona que tiene esa triste misión, debe estar preparada sicologicamente para hacer lo que hace, me imagino.

    • Javier

      Chica, libertad de expresión y respeto ante todo… pero no opino para nada como tu…
      Vivo en España, un país donde la pena de muerte es algo mas que ficcion, y estoy seguro que hay muchisimos menos asesinatos, violaciones y demas que en Chile…
      Lo que no puedes decir, esque la pena de muerte haría que acabasen todas esas violaciones y asesinatos, porque no es verdad…
      Es un derecho universal disfrutar y respetar la vida, y cualquier forma de vida es sagrada…¿quien eres tu para decir si una persona es o no culpable? ¿sería la primera vez que se mata a un inocente porque la persona que llevo a cabo el crimen, ha pagado para ello, o simplemente por un error judicial?
      Está en la naturaleza humana, equivocarse y juzgar lo que se ve, y no lo que verdaderamente hay…
      Tampoco estoy defendiendo a la gente que incumple las leyes…pero si digo, que la pena de muerte es un crimen contra los derechos humanos… una supuesta ley, que infrinje las leyes mas universales de todas… ahí lo dejo

      • robert

        JAVIER: quisiera nada mas verte como te pondrias si un sicópata de esta magnitúd te violára o asesinara un familiar ni dios lo quiera, o una hija, si la tienes,no, para ver que coño vas hacer,¿¿¿que vas hacer aplaudile o hacerle una fiesta dime…(vuelvo y repito esos tipos no estan hay por buenos..)

      • jaime

        javier: Si tu eres español, difícilmente vas a tener una perspectiva igual a la de los americanos aunque conozcas Chile, finalmente, cada pueblo decide democráticamente las leyes que quiere y así será a pesar de que alguien no esté de acurdo. Por ejemplo en México a pesar de que no es una democracia perfecta nuestros representante en las cámaras se ponen de acuerdo sin tener que consultar por debajo de la mesa a un Monarca, figura de la cual afortunadamente nos liberamos desde hace poco mas de 200 años y así la mayoría de los pueblos de América. Si en tu país la pena de muerte es ficción, no tiene por que ser así en otros países, ese es problemas de ustedes. Saludos.

      • jana

        no es que yo lo diga, las estadísticas de seguridad ciudadana lo dicen las cifras de delincuencia aumentaron, y para mi ningún delincuente tiene derecho a nada, ni derecho humano, por que no pensó en el daño que causó, basta con que vivan y coman gratis en la cárcel a costa de las personas que si trabajamos como “gente” y somos aporte a la sociedad

      • VillalJuan

        Chico yo también vivo en España, soy de latinoamerica, conozco la dos caras de los continentes te aseguro que esos cuentos de que España hay menos violaciones y asesinatos,etc, no me los como para nada, ademas hay cierto tono subjetivo de exaltación por tu país, el cual para nada tiene un sistema político y judicial de los mejores y mucho menos creo que muy desarrollado, pero en fin cada país tiene ciertos problemas y para hablarte de ellos tendría que hablarte en mucha gran parte de la historia de tu nación en la colonización y el imperialismo, y también es verdad que puede ser un crimen contra los derechos humanos, pero habría que estar en el lugar de los afectados para hablar mas claramente ademas de que en parte esta solución por a si decirlo es una cierta precaución para evitar que los familiares de la victima se puedan ensuciar las manos.

    • robert

      JANA :Estoy de acuerdo con tigo,me gustó tu comentario…saludos..

      • jana

        gracias Robert, Saludos!

    • jaime

      jana: Las personas que cometen un delito, deben ser castigadas, independiente de que disminuyan o no los delitos. Creo que la pena de muerte se debe mantener, pero solo en los países en donde la las disposiciones no solo sean legales, sino también justas y las autoridades encargadas de aplicarlas sean honestas y capaces, con los recursos e instrumentos adecuados, de tal manera que no quede duda de la culpa del acusado. Acá en México como en muchos países no estamos preparados para eso y es una lástima. Se acaba de estrenar una película “Presunto Culpable” si llega a tu país (si no me equivoco eres chilena) te recomiendo que la veas, en realidad es un documental en donde ninguna escena esta actuada. Saludos Nena.

      • jana

        ok Jaime estaré atenta al documental y después te cuento

    • cindy

      por que castigar un asesinato con otro? como habla eso de nosotros? aborrecemos los asesinatos, robos, etc. pero terminamos haciendo lo mismo, matando gente..no estoy de acuerdo, y puedo hablar con autoridad al decir, que el perdón y la tranquilidad depende de uno, la venganza no te lo da.

  • 21D

    :O me sorprendieron las historias… me pusieron a reflexionar :/

    … se necesita sangre fria para hacer ese trabajo y aun asi cuesta

  • Christian

    ESto se lo pase a dogguie hace como dos meses recien ahora lo publica? o no me diste ni bola y ahora “hoo lo que encontre”?

    • 21D

      Bro, esto no lo publico Dogguie… lo publico LdeListo

      son varios los que publican aparte de Dogguie sabes…

    • jaime

      christian: Suponiendo que tú se lo pasaste, lo hiciste para que lo publicara ¿no? , ellos sabrán cuando lo publican y si es conveniente publicarlo o no. ¿Piensas que nada mas están esperando que les pases material para publicarlo? Estas equivocado. Esto no funciona así. No manches. Saludos.

    • jana

      es mejor pensar que el post fue entretenido

  • freddy

    Uno de los trabajos que no realizaria, no podria dormir por la noche.
    Matar a una persona sin importar si es culpable no creo que lo haria.
    pienso que ese trabajo lo deberian hacer los familiares directos de la victima ellos tienen una razon (venganza, odio, corage), pero matar por un salario creo q

  • Miguel

    Las cosas que tiene la vida! Un día son criminales sanguinarios, inescrupulosos y sin ningún temor a dios, y al otro son personas casi angelicales pidiendo piedad y que dios los ayude…

  • DIANHA

    :/
    me sacaron de onda estas historias, estan fuertes i quienes las estan platiqando sufreen, no basta qon tener solo sangre fria.
    Tendrian qe no ser humanos para sentirse asi

  • alexxx8

    son verdaderamente muy intrigantes estas historias, me quede impactado, a los ejecutadores se les a de hacer un gran nudo en la garganta mientras los reclusos son ejecutados

  • Rafaleph

    Es dificil ponerse de juez en una situación como esta, por un lado Dios, por otro lado la ira de un hombre al que le han quitado todo y quiere venganza, por otro la benevolencia que casi ya queda nada, de una u otra forma somos una sociedad que creamos monstruos y todos estamos incluidos en ellos, de uno u otro modo si podemos cambiar la manera de pensar de cada uno (lo cual parece una utopia), nos quedará la aprte biologica, y eso es algo más dificil de cambiar; por un lado si fuera el agredido por el peor de los castigos, tal vez desearia la muerte del culpable, y si talvez fuera el culpable (a veces hay inocentes) quizas quisiera un perdon, aunque dicho de corazón o no, ninguna de estas dos cosas van a librarnos del circulo vicioso de pecados en el que estamos dentro todos…

  • xikilin

    pues ni modo alguien lo tiene que hacer

  • Mel

    Y pensar que alla afuera hay mas historias así que realmente no se han escuchado del todo, excelente aporte

  • francisco

    En Guatemala un grupo de secuestradores llamados los PASACO fueron los hechores de varios secuestros y asecinatos, los hijos de puta
    Tomás Cerrate, Luis Cetino, Walter Barahona Castillo, Alfredo Carrillo Contreras, Elver Alvarado García, Daniel Fernando Palacios Luna fue una banda sanguinaria que en conjunto tenia los huevos para hacer mierdadas, pero a dos de esta banda de mierd* los ejecutaron y el mierd* de Tomás Cerrate al momento de llevarlo a la cama de ejecuciones hizo una rabieta (berrinche) se tiro al suelo y quiso correr como el cobarde que siempre. Ojalá se hallan muerto estas mierdas de la sociedad. Y tambien la maldita puta que los parió

  • rubia

    esos presos les encataban matar y hacer locuras en la calle pero cuando les llega su final estan arrepentidos y si uno se los perdona vuelve otra ves a la misma vida de ellos alguien tendra que parar eso.. por eso existe la justicia si no hubiera justicia que se haria de nosotros..? AZALIA..

  • anna

    Buen post!!!!!!! Sin comentarios !!!!

  • Naty

    Pues me acuerda de la película “la vida de David Gale” si les interesa mírenla!

  • erfrheg

    ellos matan, nosotron los matamos, todos matan a todos. Como dijo Gandhi : ”Ojo por ojo … y mundo quedara ciego ”

  • Porque los humanos deciden is quien vive o muere… no debería ser trabajo de Dios???????…

    • Matías

      No, no es trabajo de Dios. El hombre es el que sufre los actos de otros hombres y es el hombre como sociedad el que debe aplicar justicia. Tu pensamiento facilmente podría llevarse a cualquier acto judicial diciendo.. “¿Quienes somos nosotros para aplicar justicia, no es Dios el que tiene que aplicarla?”… ¿Absurdo no?

      La pena de muerte debe existir y ser aplicada en crimenes horribles cometidos por hombres que dejaron de ser hombres al realizar tales actos. Y por eso mismo, por ser un peligro, por provocar tanto daño a familias, a la sociedad, etc. deberían ser ejecutados. Es necesario permitirles a las sociedades que saniticen a su propio conjunto de personas y el prohibirlo sólo acelera su decadencia.

  • y lo k no se ha contado, sabra k mas pasara

  • Alisha

    Como abogada y miembro de la Amnistia Internacional, jamás he estado de acuerdo con la pena de muerte. Nadie en el mundo tiene el derecho de quitarle la vida a otro y si alguno de ellos mató, se debe castigar con la pena de muerte en tal caso, pero no asesinandolo porque están actuando de la misma manera o peor, ya que muchos de ellos lo cometieron estando drogados o con otras sustancias sicotrópicas, pero esos que realizan la pena de muerte estan en sus cabales. NO A LA PENA DE MUERTE y hemos comprobado que sobre todo en USA en el condado de California han matado a muchos inocentes sobre todo latinos. Un caso en especial que me llamó la atención fue el de un señor Puerto Riqueño y siempre dijo que era inocente de lo que le acusaban, de matar a un policia, hasta el final pido que no lo asesinaran que era padre de familia y no tenia antecedentes. Pues por mas que abogamos por él lo ejecutaron, cual es la sorpresa que despues de unos días llega un cura a decir que el señor era inocente, que en confesión un hombre le habida dicho que él fue que habia matado al policia…y no lo dijo antes porque no podia faltar al juramento de confesión y este asesino como murio de sida, ahora si podia decirlo. Pero ya para que si el señor ya lo habian ejecutado…ahora preguntence cuantas personas han matado siendo inocentes, ese es el peligro de esa ley de PENA DE MUERTE creada por las leyes del hombre. NO A LA PENA DE MUERTE.!!!!

  • Alisha

    corrijo se debe castigar con CADENA PERPETUA asi sufrira mas encerrado hasta el final de sus dias NO CON LA PENA DE MUERTE….Corrijo jeje. saluditos

    • Alilu sohe

      Para mi es una cadena perpetua
      Estar manteniendo a una bola de
      Criminales, así de simple ;D

    • Taquito

      ESO ES ESTAR MANTENIENDO A ESOS PERROS

  • choocodrilo

    pues si estos bestias hicieron tanto daño a la sociedad q se les de pena de muerte no tiene caso estarlos manteniendo y cruzando los dedos esperando q no se escapen lo si estaria de acuerdo revisar profundamente el sistema xq es muy inficiente ahora si les dan cadena perpetua q los pongan a hacer trabajos forzados minimo q retribuyan algo no al contrario mandarlos d vacaciones permanentes pero ahi tenemos gente como alisha q siempre defiende delincuentes no a las verdedaderas victimas, seguro q si algun familiar hubiese pasado x una dificl situacion llamese secuestro violacion homicidio no pensarias asi aunq ahora lo niegues

  • choocodrilo

    es muy dificil y duro el trabajo de estos guardias pero si siempre hay alguien dispuesto a matar x mal tambien lo habra x hacernos un bien

  • Taquito

    PENA DE MUERTE.. A TODO ASESINO, VIOLADOR Y TODO AQUEL QUE ATENTE CONTRA LA VIDA DE UNA PERSONA INDEFENSA.