La copa de la vida

La vida es una copa plena de felicidad, pero nunca se nos da llena. Nos dan un sorbito de vez en cuando, un sorbito con el que tenemos que ir llenándola, gota a gota, todos los días, para sobrevivir.

No te la pases gimiendo tus desgracias, pronosticando tragedias imaginarias, o asustado por males, que probablemente nunca lleguen. Nacemos para luchar por la felicidad, para crearla, para construirla a pesar de tristezas, desencantos, errores, malas jugadas e irremediables imprevistos.

La felicidad no se encuentra en bienes y placeres. Se actúa bien y Dios nos va dándola.

La felicidad no es estar añorando todo lo que nos falta, sino acoplarnos a todo: lo que tenemos y lo que no tenemos.

Ingredientes de la felicidad:
– Compartir lo que tienes.
– Amar sin exigencias.
– Perdonar sin cicatrices.
– Entregar a Dios el corazón.
– Aceptar sin perfecciones.
– Agradecer lo que te dan.
¡Y no rendirte nunca!

Todo tiene que ir armonizando:
– Del panal, un poquito de miel.
– Del mar, un poquito de sal.
– De la vida, un toque de optimismo.
– De la imaginación, sueños.
– Del dolor, raíces fuertes.

Demos mucho de nosotros y la felicidad llegará sola. Llenemos nuestra copa y deleitémonos, siendo… ¡FELICES!

  • marcos

    genial en estas palabras hay mucha experiencia de vida y un toque divino se persibe en cada linea esta muy bueno y es muy puntual gracias.
    Dios se mueve por medio delas las personas lo sabias… gracias!!!!

  • //stant

    esta muy bueno… ojala q practicaramos aun q sea la mitad de lo q se dice en este post, le haria mucho bien a la humanidad 😉

  • gaby!

    Esta super lindo esto!
    @//stant: tienes razon 😉 pero empezando ahora mismo..!!

  • carlos navarro

    Que buenas reflexiones ,las voy a poner en practica.