Archives

Desde el siglo 14, las personas que viven en las orillas de un lago salado en Uganda se ganan la vida por las minas de sal. Sin embargo, los ugandeses son forzados a trabajar en condiciones espantosas. La sal es extraída por métodos primitivos: con las manos. El agua salada entra por cada rasguño en la piel, se la come, causando un fuerte dolor de los trabajadores. :(