Transformación de un tipo común en una montaña de músculos lleno de tatuajes

Dane Jens Dalsgaard a la edad de 24 perdió a su amada madre, y su vida quedó completamente vacía. Se convirtió en un miembro de una pandilla local, y pronto se encontró dentro de la cárcel. Luego de esos malos momentos decidió dedicarse al deporte que le cambió la vida: el físicoculturismo.

Ahora de 31 años de edad, el atleta pesa 127 kg, puede presumir del volumen se su pecho de 142 cm y un cuerpo cubierto de tatuajes. Parece un sujeto amenazante. Es más, le dicen “monstruo”; pero conoció el amor, y ahora la vida le sonríe.

horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
horrible transformacion
  • Cristian

    Hola, soy el Anti-ultimo y digo que buena musculatura.